26.11.13

¿La Nueva domesticidad?

Hoy en la heladería con la pioja chiquita, hojeo una revista Oh la lá (de julio, así de atrasada ando!) y leo un editorial que me llamó la atención. El título era: La nueva domesticidad. 
Y si bien cuando pienso en lo doméstico me asaltan horrendos pensamientos acerca de los vidrios o la pila para planchar jaja!... me dí cuenta cuanto tenía en común con esa nota. 
Y como toda mujer bien informada, lo googlié y me encontré con que había sido nota en el diario El País que decía: Toda una generación de mujeres ha vuelto a hornear, tricotar y hacer conservas con celo casi profesional y como una forma de activismo anticonsumo. Pero hay quien ve en esta nueva domesticidad un riesgo de involución."
 Y supongo que habrá quienes estén de un lado y otro del debate. Lo que sí es cierto, artículos periodísticos mediante, es cuántas 
actividades relacionadas con creaciones personales o del tipo Hágalo Ud. misma podemos ver en los blogs . Y debe ser porque uno disfruta haciendo cosas lindas, pero sobretodo disfruta del desafío del proceso. Y doméstico o no, a mí me encanta hacer mermeladas y tejer y coser  y...

Así que volviendo al DIY, les dejo Tutorial de una mesita que renové hace poquito con la técnica del decoupage :

1- Como era una mesita que había pintado hace mucho, y estaba bastante deteriorada la pobre, corregí los defectos con masilla poliester (la que se le pone un catalizador para que seque). Luego la lijé.


2- Seleccioné papeles de colores que descargué de una página de scrapbooking de Canon. Lo ideal es la servilleta, pero a mí me gustaron estos diseños. 





3- Una vez que elegí como distribuir colores comencé a pegar sobre la mesa, pincelando tabla y papeles. Usé el pegamento de empapelar. Les iba poniendo peso encima con una tela seca.

4- Y por último le dí varias manos de laca al agua transparente (la que es de EQArte). La primera mano con mucho cuidado porque al ser una impresión casera, la tinta podía correrse. ¡Y así quedó!



5- ¡Listo! Me tomo un cafecito al sol... que por acá estalló la primavera.


 

Para ver papeles la página de Canon: acá


23.9.13

Feliz Primavera!

Ando con muy poquito tiempo.  Y en parte se debe a que, a pesar de que la "gran mudanza" fue en diciembre, me fui dando cuenta de que la otra mudanza,  la interna, la de acomodarse y la de asimilar, venía después.
De todas formas, me gustan estos cambios... traen renovación.
Y por si fuera poco me dan la posibilidad de valorar la pausa y los tiempos que llevan algunos procesos.
Así que mientras pruebo este recurso para editar foto galerías, les dejo unas imágenes del Lago Moreno, que lo tengo a pocas cuadras de casa y que con la llegada de la primavera está más que radiante!

19.5.13

Desafío Blad: Presente y pasado

Me dieron ganas de participar del desafío Blad, que invitaba a mostrar objetos antiguos que conviven con objetos nuevos.
Después de la mudanza, muchas cosas cambiaron de lugar, otras siguen todavía en sus cajas  y algunas siguen firmes, ocupando el lugar de primera actriz del reparto. Y en casa ese lugar privilegiado lo tiene "La" biblioteca.


Era la típica biblioteca de despachos, que llevaban cortinas por dentro. Ya sin ellas, nos acompañó de adolescentes, y con mi hermana le decorábamos los vidrios con stickers o dibujos.
Luego crecí y la valoré distinto: ahí fue cuando le saqué la laca vieja oscura que le ponían al roble, y la protegí con laca satinada.


Tanto la queremos que ocupa un lugar central en el living, y es donde están los libros mas lindos de la casa.


Ahora falta lo nuevo: el sillón de corte mas moderno, con los almohadones hechos con telas de Ikea, las bolitas de hilo, que de noche iluminan dando un efecto colorido o la lámpara de pie, que es de hierro.



Y después de las fotos, me dieron ganas de seguir decorando!
Y cuando ví estas vasijas del Norte (Salta y Tafí del Valle) me quedé pensando que en mi caso tendría que titular: Lo nuevo, lo viejo...y lo rústico. No?



15.5.13

Y al final... me vine a vivir al sur!

Ya sé que hace mucho que no escribo! Ya sé que descuidé el blog! Pero bueno... a veces llegan los cambios y toda nuestra vida se pone patitas para arriba.
De niña me había mudado muchas veces, y recuerdo hasta de manera divertida cómo se embalaba vajilla, ropa y libros...
Pero esta vez fue distinto. No sólo había que guardar, ordenar o  clasificar cosas. También había que acomodar sentimientos, afectos, relaciones laborales, y un montón de etcéteras que me tomaron por sorpresa... más de lo que esperaba.
Y como siempre, los cambios llevan sus tiempos, y así vamos dando lugar a lo nuevo.
Estamos muy contentos por esta decisión. Así que con calma (esto sí que acá se aprende) voy a retomar la escritura del blog, y quizás se vengan cambios también.
De a poquito vamos volviendo a este espacio virtual.
Los espero!

Rosa mosqueta en el Lago Moreno