22.8.11

Antes y después de una silla



Vieron que me encanta reciclar muebles (sobretodo antiguos) que compro por ahí... esta silla realmente me salió una bicoca... jaja!
Así que puse manos a la obra: La silla venía sin su asiento así que me ahorraba el paso de desarmarlo . El respaldo de esterilla tenía una rotura pequeña, que había que reparar. Lo hice minuciosamente con papel grueso y pegamento Wepel (o cualquiera de empapelado) para que se pusiera durito al secar. Lo fui acomodando como si fuera la paja de la esterilla. Esto no hubiera sido posible si hubiera dejado la esterilla al natural, pero la idea era pintarla.



Luego lije la madera y pinté con esmalte blanco (al agua, que no deja olor y seca rápido) unas cuantas veces.
Después armé el asiento como si fuera una reposera de playa... con ayuda de maridito que estiraba mientras yo clavaba con las mini tachuelas de tapicería que me vendieron (y la engrampadora también).




Cuando terminás este paso viene lo más lindo: dos capas de goma espuma para el asiento (la de abajo mas chiquita para que queden redondeados los bordes) y luego puse una tela cualquiera para fijarlo y poder estirar bien el asiento. Y luego sí la tela floreada que elegí.
Tenía tantas ganas de mostrarla que no tapé el asiento con tela abajo, pero ya le saqué unas cuantas fotos!
Prueben con sus telas favoritas y después me cuentan!!!

8.8.11

Mil grullas por la paz!!



El sábado fue un día especial... Ale invitó a su casa a hacer 
1000 grullas por la paz...
Y nos recibió con el mismo amor que pone en las cosas que hace.
Toda su casa lucía hermosa con los colores de cientos de grullas colgadas... 


Y no solo tuve la posibilidad de conocerla, finalmente, y ver que es de esas personas que se muestran tal cual son... afable, generosa, tranquila...
sino también de sentir esa buena onda que algunas personas 
pueden generar en los demás...


Y conocer a un montón de gente como ella... esas que uno celebra!
Estuvieron Marcela, con su buena onda de siempre!!! (y a la que también 
veía por primera vez a pesar de tanta visita virtual!!!)
También conocí a Clelia, compartiendo su pasión por el Origami,
a Vivi "de Tigre", tan simpática ella,
a Carola con la que enseguida charlamos como si nos
conociéramos de siempre... y muchas más que estaban
ahí aportandosu granito, y haciéndonos sentir como en casa. 
  Un placer!!!


Las piojas me acompañaron y estaban fascinadas. 
Les sorprendió que la gente entrara como "pancho por su casa",
para hacer grullas!
Y cuando llegué a casa me encontré con ellas sacaron todas estas fotos, 
salvo las dos primeras!
Realmente quedaron impactadas... 
y hoy llevaron grullas al cole para sus amigas!



La verdad lo hemos pasado bárbaro y nos volvimos con la sensación 
de tener el corazón más gordito... 
Lo más importante nos lo llevamos puesto como lo anunciaba este 
cartel tan lindo con el que Ale nos recibió:

 

Sölo faltaría mi cartel que diga 
Ale: 
Muchas Gracias por todo!!!

Instrucciones de la Grulla: aquí
La historia de Sadako: aquí