24.3.11

The Last Knit



Debe ser que extraño dedicarle tiempito al tejido. Cuando era más chica (en realidad debería decir más joven!) tejer era de esas actividades que hacía mirando tele... Era la forma de mirarla sabiendo que hacía algo más... Ahora tengo cable, pero no miro tele: Una porque no tengo tiempo; dos: nunca sé la programación y tres: los canales infantiles hablando castellano neutro ocupan el tiempo suficiente como para apagar rápido en cuanto se cubrió la dosis diaria!
Así que tendré que encontrar otro momento para tejer... porque se extraña.
Ví este video y me hizo acordar de cómo una puede transformarse en una tejedora alterada!!!
Y una moraleja podría ser: Revoleen la chancleta antes que las agujas!

6 comentarios:

Georgina dijo...

Yo tejo mirando tele, lo hago desde que aprendi crochet hace mas de un año. Ahora ya me parece que no puedo estar sin hacer nada delante de la pantalla. Me encanta la idea de preparar todo, poner una peli y disfrutarlo :)
Dale, busca las agujas y ponete a tejer!!! jaja

Colorin Colorado... dijo...

ME encantó el video! Ahora que me estoy re-conectando con el crochet, me encanta hacerlo mientras miro tele y tomo café...de grandma total, hasta con anteojos!! jajajaj
Tejé, dale, no nos dejes solas! :)

maría cecilia dijo...

Hola Geraldine, què pena pero no me abre el video... yo tampoco veo mucha televisión, no me queda tiempo porque el jardín en el día y el blog en la noche me consumen todo el tiempo, aunque a veces, como hoy, el blog comienza temprano!!!
Hace millones de años que no tejo, solía hacerles chalecos a mis hijos cuando bebés pero me encantaría aprender crochet!!!
cariños

MERCEDES dijo...

me encanto!!!! la tenacidad de la tejedora... me sentí identificada, quien no? jajajajaj
maria cecilia!!! dale para adelante con el crochet!!!! es lindisimo y para nada dificil!!!!

Paola dijo...

Hola Geraldine! Hablando de locas casualidades, veo esta entrada tuya y me acuerdo de nuestra conversación de ayer, entre lija y gesso hablando de tejido :)
Dale para adelante con las agujas, nomás aunque no tanto como la pobre compulsiva del video. Tejer viendo tele es lo más, pero en realidad cuando uno tiene algo siempre entre manos encuentra el ratito y lugar para despuntar el vicio,jaja!
Por ejemplo yo tengo siempre lista una labor chiquita que pueda llevar en la cartera, y no me la olvido nunca. Si alguna vez ven una loca que teje y borda en el colectivo, en salas de espera, en el auto, en el entrenamiento de basquet de su hijo, etc... soy yo :)
Beso grande!

Anabella dijo...

Hola Geraldine!!
Tanto tiempo...! Me encantò tu entrada anterior, yo tb tengo el libro y lo compre en un viaje a Buenos Aires despuès de dos anios q un amigo en Roma me insistìa en q debìa leerlo, "Lo adoro"! como vos, lo sigo lo dejo y vuelvo a èl...para mì es muy especial el camino q hecho y los cuadernos verdaderos tesoros, no te pasa de sorprenderte de lo q has sido capaz de escribir!!

un beso grande desde Roma
Anabella
Little Thing